El aislamiento y la cámara de aire en tu vivienda

Las altas temperaturas a las que nos estamos enfrentando este verano, sumado a los altos costes energéticos que supone poner remedio a través del uso de aparatos de aire acondicionado o ventiladores, nos obligan a buscar de forma activa alternativas de ahorro y aislamiento térmico para nuestro hogar. La clave está en aprovechar el aislamiento cámara de aire.

Para ello, puede ayudarnos conocer para qué sirve el aislamiento cámara de aire de una vivienda Conocer más sobre el tipo de aislamiento necesario y aplicable en el hogar se traduce en un ahorro energético y en una mayor comodidad térmica. Por eso es importante conocer más al respecto, por ejemplo, qué son las cámaras de aire y su utilidad. 

Descubre cómo este elemento de tu vivienda puede utilizarse para aportar en un extra de confort en tu casa, a la vez que ahorras en la cada vez más elevada factura de la luz.

vivienda con camara de aire integrada

¿Busca aislar la cámara de aire de su vivienda?

¿Qué son las cámaras de aire y cuál es su función?

Como su nombre lo indica, una cámara de aire se refiere al espacio o hueco que se deja entre dos muros al momento de construir una fachada. Dicha cámara de aire se encarga de separar la pared de ladrillo interna de la externa.

Cuando escuchamos hablar de soluciones de aislamiento térmico, notamos que las cámaras de aire tienen una especial relevancia.

Su gran valor consiste en que este elemento tan común en nuestros hogares puede rellenarse utilizando algún tipo de material aislante. 

Desde que se construye una vivienda o un edificio, la fachada suele componerse de capas y quede ese hueco o cámara, de pocos o varios cm de espesor, que puede ser insuflado con un material aislante como la   lana de roca, el corcho o la fibra de vidrio.

Una vez ejecutado el aislamiento insuflado, es importante tratar puentes térmicos.

¿Mi vivienda tiene cámara de aire?

Antes de iniciar cualquier proyecto de instalación de aislamiento térmico y acústico, resultará fundamental conocer la existencia previa de la cámara de aire en la vivienda. De este modo, podremos contar con un elemento aislante más, y asegurarnos una correcta ejecución del plan de aislamiento.

Para lograr esto, generalmente realizamos una cata en forma de perforación con un taladro de 11 mm en la fachada, donde podremos introducir un endoscopio y conocer su espesor con exactitud, conocer la existencia o no de aislamientos previos, su estado, ver posibles pasos de conductos o analizar problemas de humedad, si los hubiere.

Pero también podemos optar por una prueba manual en la que golpeamos la pared suavemente para escuchar si esta produce una reverberación, indicándonos la existencia de una cámara de aire.

También podremos basarnos en la observación de las juntas en las cajas de persiana, o en la existencia de rejillas de ventilación que nos permitan ver si existe o no esta cámara de aire.

¿Cómo se realiza el aislamiento de la cámara de aire?

Para lograr un correcto aislamiento cámara de aire (muros de doble hoja o falso techo y trasdosados) de nuestra vivienda, podremos hacer uso, mediante el insuflado o inyectado de material en el interior de la cámara, de distintos componentes como la lana de roca, el corcho, o la fibra de vidrio. 

Estos materiales se utilizarán para rellenar la cavidad existente en la cámara de aire, logrando así generar una nueva capa de aislamiento extra que protegerá y separará el interior de la vivienda con el exterior. No hemos mencionado las perlas de poliestireno expandido, porque en algunos casos estas pueden terminar saliéndose.

Mediante una manguera de insuflado, aplicando técnicas de aislamiento, se rellena la cámara de aire, y por la presión de la manguera, irá rellenando toda la cavidad de manera uniforme hasta lograr un aislamiento térmico y aislamiento acústico de la cámara compactado que cubra toda el área interior.

Utilidad de la cámara de aire en la actualidad

Además de los motivos antes señalados, las cámaras de aire en viviendas construidas a finales del siglo pasado y edificios anteriores al 2008 se concibieron como fachadas con cámara de aire como elementos impermeabilizantes y aislantes, separando las fachadas con doble hoja. 

En teoría se concibieron históricamente pensando que el aire estaría estanco y, de preferencia, que el hueco fuera estrecho. Así está reflejado en el código técnico. 

Sin embargo, la práctica ha demostrado lo contrario, las fisuras o recovecos ocasionan que penetre aire frío o caliente desde el exterior, y se lleve toda la energía, incluso si el paño de cara exterior de la fachada está aislado por el interior con espuma (como se hacía), haciendo que el escaso aislamiento existente, no funcione. 

Por ello, el uso del insuflado térmico como aislamiento camara de aire es una excelente solución disponible para mejorar el aislamiento de una vivienda, y aumentar la eficiencia energética, de una forma sencilla y rápida.

  • Por norma general, muchas viviendas cuentan con cámaras de aire, y algunas, suelen carecer de aislamiento en el exterior o si lo tiene, suelen contar con espesores realmente finos. Si hay una anchura de aprox. un pie en los muros de fachadas que están hechos de ladrillo, incluso prefabricados de hormigón, es posible que exista una cámara de aire en el interior.

Aprovechar esta oportunidad para lograr esa deseada sensación de frescor en verano, así como de calor en invierno, supone una decisión inteligente en el panorama actual de necesario ahorro energético. Del mismo modo, la inversión en el sistema de aislamiento térmico de cámaras de aire, con una amortización en menos de 3 años, supone un importante ahorro en la factura mensual.

Aísla y Ahorra: insuflado térmico para tu vivienda

No obstante, si tienes dudas al respecto y quieres aislar tu hogar en el interior del aislamiento camara aire mediante el insuflado con materiales aislantes, duraderos y especializados, contáctanos. En Aísla y Ahorra podemos aislar tanto fachadas, como paredes interiores o trasdosados interiores. 

De esta forma disfrutarás tanto de un aislamiento acústico como térmico y se evitarán pérdidas de calor. Entre los materiales que utilizamos está la celulosa, el corcho, (lana mineral) fibra de vidrio o lana de roca. Podemos asesorarte con todo lo relacionado con el vapor de agua. 

Conoce más sobre el aislamiento de paredes sin obra que realizamos para evitar la pérdida energética. Somos Aísla y Ahorra y en nuestra web te ofrecemos amplia información al respecto, además de otros servicios. Estamos en c/ Colmenas 14, 28280 Colmenarejo (Madrid), disponemos también de una red propia de instaladores a nivel nacional, también puedes escribirnos al correo csilvaburgos@aislayahorra.es

Aisla y Ahorra es una empresa de aislamientos térmicos y acústicos en Madrid, Toledo y Guadalajara

Aisla y Ahorra

C. de las Colmenas, 14, 28270 Colmenarejo, MADRID

918 42 35 55

csilvaburgos@aislayahorra.es

Horarios de atención al público

Lunes a Viernes: 9.00 h – 13.30 h 16.30 h – 20.00 h

Sábados: 9.00 h – 13.30 h

¡Encuéntranos en nuestras redes sociales!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad
Abrir Chat
Presupuesto Gratuito
Hola, 👋 qué tal, ¿Qué tipo de aislamiento tienes pensado?
Call Now Button