Aislamiento térmico cubiertas – muy eficaz sin obra

AISLAMIENTO TÉRMICO DE CUBIERTAS 

El aislamiento térmico de cubiertas es imprescindible para rebajar el consumo energético de las viviendas. Por la cubierta es por donde se escapa la mayor energía. 

Ya se trate de calefacción o se trate de aire acondicionado. Existen diversos sistemas para aislar térmicamente los tejados. El aislamiento térmico de cubiertas puede ser para cubiertas inclinadas o tejados planos. 

También hay  materiales y tipos de aislamiento determinados a elegir. Finalmente hay que evaluar si existe un acceso al espacio bajo cubierta. Al ser un sistema ubicado en el plano de aislamiento exterior, el sistema evita la presencia de puentes térmicos. 

Los tipos de aislamiento térmico y acústico seleccionados, los espesores que se ejecuten en función de la zona climática y la conductividad de los materiales aislantes, todos ellos incidirán en la resistencia térmica. 

Ellos puede ser relevante a la hora de maximizar el resultado del aislamiento térmico de cubiertas y para conseguir ayudas estatales de eficiencia energética. 

 

Aislamiento térmico cubiertas

SISTEMAS DE AISLAMIENTO TÉRMICO

Sistema de aislamiento desde el exterior para el aislamiento térmico de cubierta: Hay una gran variedad de  sistemas de aislamiento térmico por el exterior para distintos tipos de de cubiertas: Tanto para colocar sobre forjados de la cubierta, como por debajo de las tejas o bien por por debajo cubiertas planas. 

Para aislar el tejado se suelen usar aislantes que en esta solución constructiva resistan las presiones o pesos de tejas, baldosas etc, como puede ser el poliestireno extruido XPS, paneles sandwich de chapa y espuma o combinaciones de empanelados de madera con fibra de madera prensada. 

Para el aislamiento térmico de cubiertas también existe la posibilidad de emplear sistemas de espuma de poliuretano con revestimiento protector exterior por ejemplo en el caso de cubiertas de chapa.   

Sistema de aislamiento de cavidades con aislamiento insuflado. Este sistema de aislamiento de tejados, es conocido como «aislamiento sin obra», por su sencillez, aprovecha la cavidad existente entre el falso techo interior y la cubierta o tejado o el espacio entre cabios. 

Es un sistema de aislamiento térmico de cubiertas eficaz,  ya que aparte de rellenar con aislamiento, elimina todas las corrientes en el interior de las cámaras. Generalmente no requiere barrera de vapor. 

Sistema de aislamiento proyectado en buhardillas no habitadas con tejado de teja o en cubiertas entre tabiques palomeros. Para este sistema de aislamiento térmico de cubierta se crea un acceso desde el interior, si no lo hubiera ya, y se aísla todo el forjado usando mangueras de proyectado o soplado. 

De tal forma puede aislarse con un espesor muy generoso de 20 a 30 cm de material. A su vez, se evitarán o minimizarán puentes térmicos dado que el aislamiento formará parte de la envolvente térmica. 

hombre soplando celulosa

MATERIALES  

El aislante térmico para el aislamiento térmico de cubiertas empleado es de diversa naturaleza, tamaño y espesor. 

Lana mineral blanca o fibra de vidrio: Con este material reciclado podremos aislar las cubiertas.   

Lana de roca: Con este material que proviene del basalto, también podemos aislar por bajo cubiertas o tejados. Los roedores e insectos no se sienten a gusto cuando están rodeados de finas agujas.   

Celulosa: La celulosa como aislamiento térmico en las cubiertas es nuestro material favorito, cuando se trata de aislar contra el calor. Aparte aísla perfectamente contra el frío. 

Pero en el caso del calor, contamos  además con el efecto de la inercia térmica, intrínsica de materiales biológicos, por lo que se notará mucho mas su efecto. 

Únicamente hay que asegurarse que no existan goteras bajo la cubierta, o estas se reparen antes de aislar.   

Aislante celulosa

Ventajas 

Rendimiento térmico: Todos los rendimientos térmicos de los aislantes térmicos presentados son elevados,  ya se trate de aislar para el invierno o el verano. 

Economía: Los sistemas de aislamiento insuflado resultan muy económicos. Se aprovecha la infraestructura existente. Ya que solo hay que soplar el material sobre el forjado con un aislante adecuado. 

Rapidez en la ejecución: La rapidez de ejecución es considerable. Se suele aislar una cubierta en un solo día, y sin obra. 

Aislamiento sin obra: El sistema de aislamiento para aislar cubierta, conocido popularmente como «aislamiento sin obra» es muy sencillo. Ello se debe a que solamente se realizará un acceso, si no lo hubiere, y después se rellenara el espacio entre tabiques palomeros con aislante.  

Independencia en la decisión: A veces es dificil ponerse de acuerdo en el aislamiento en comunidades de vecinos. Los procesos administrativos y la votaciones comunitarias pueden resultar en un serio impedimento a la hora de realizar una actuación coordinada en dichas comunidades. 

Plazo de Amortización muy breve: Los plazos de amortización de un sistema de aislamiento insuflado, según nuestra experiencia, están en torno a los 3 – 4 años. Esto es un plazo muy reducido, en el que la amortización se puede recuperar. 

En nuestra calculadora de amortización, se puede descargar un programa que le calculará con mayor precisión el plazo. Para  usarla conviene determinar previamente el coste de la obra en su caso, que puede averiguar en mi presupuesto inmediato   

Confort: El confort en el aislamiento térmico de cubiertas es un hecho difícilmente valorable, o que  empezamos a sentir cuando ya hemos aislado nuestra vivienda. 

El no tener ya los pies fríos, el dejar de sentir esas corrientes de aire frío, son algunas de la sensaciones muy agradables a descubrir.   

Eficiencia energética: Debemos ayudar a la eficiencia energética.  Especialmente cuando vivimos en entornos de viviendas con muy capacidad en términos de ahorro energético. 

El efecto al aislar se nota mucho, incluso mientras se está ejecutando el aislamiento insuflado, sin apenas haberlo acabado. 

Donde mas lo notará el aislamiento térmico de cubierta es en la factura de gas, gasoil o electricidad. Esta bajará considerablemente, en función de la tipología del edificio y los espesores aislados. 

 

aislamiento proyectado bajo cubierta

Aislamiento proyectado en seco o soplado sobre estructura de madera 

Aisla y Ahorra es una empresa de aislamientos térmicos y acústicos en Madrid, Toledo y Guadalajara

Aisla y Ahorra

C. de las Colmenas, 14, 28270 Colmenarejo, MADRID

918 42 35 55

csilvaburgos@aislayahorra.es

Horarios de atención al público

Lunes a Viernes: 9.00 h – 13.30 h 16.30 h – 20.00 h

Sábados: 9.00 h – 13.30 h

¡Encuéntranos en nuestras redes sociales!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad
Abrir Chat
Presupuesto Gratuito
Hola, 👋 qué tal, ¿Qué tipo de aislamiento tienes pensado?
Call Now Button