Lana de roca ¿ Que es ?

Fabricación:

La lana de roca es un material hecho de basalto y coque. Encontramos a ambos materiales en la naturaleza. En el proceso de fabricación, el aislamiento de lana de roca se elabora mediante fusión de coque y roca volcánica de basalto en un horno a 1500 ºC. 

De este horno salen pequeñas fibras deshilachadas que son tratadas posteriormente con ligantes naturales como los azucares, dando lugar a lanas de fibra.  

A continuación se procesan, se cortan, se embalan y se distribuyen como aislante térmico y acústico. 

La lana de roca pertenece a la familia de las lanas minerales. Es, junto a la lana de vidrio un material que tiene su origen en materiales no orgánicos como la piedra basáltica o sílice

Buhardilla proyectada con aislamiento soplado

Formatos de lana de roca:

La lana de roca se comercializa en diversas formas. 

Como lana de roca en forma de rollos con diversos espesores y densidades para su colocación como aislamiento térmico sobre forjados, adosados en trasdosados o colocación entre paramentos verticales de albañilería. Con o sin barrera de vapor adherida.

O en forma de paneles de lana  o planchas de lana para aislar fachadas desde el exterior o el interior. Aptas para el sistema SATE o fachada ventilada. En el caso de aislar edificios de gran altura, es prescriptivo el aislamiento con materiales incombustibles como la lana de roca. 

Finalmente existe en forma de borra para el sistema de aislamiento insuflado. Mediante inyección se insufla la borra en todo tipo de cavidades, fachadas, falsos techos. Este sistema es especialmente útil para el aislamiento en reformas con rehabilitación energética. 

Inyectándolo dentro de la cavidad entre tabique interior y exterior. O bien aplicándolo mediante proyectado de aislamiento sobre forjados no habitados, en buhardillas no habitadas o bajo cubiertas de palomeros. 

La lana de roca en forma de rollos o paneles para el aislamiento acústico en el interior de tabiques de placas de yeso lamido (PYL) tipo pladur. La lana de roca tiene muy buenas propiedades acústicas, gracias a que se trata de un material absorbente que además tiene una densidad mas elevada. Por ello se usa mucho para aplicaciones de aislamiento e insonorización acústica en las que además se requiere un material incombustible.  

La lana de roca en forma de placas para el acondicionamiento acústico de locales, con  sistemas patentados. Estos se adaptan como sistemas de placas con estructura de aluminio, absorbiendo las placas las reverberaciones acústicas dentro de los locales. De esta forma se aumenta el confort acústico. 

En otros formatos diversos de lana de roca como coqueras para revestir tuberías, chimeneas, etc… Diversas aplicaciones industriales para el aislamiento a altas temperaturas. 

Aislamiento buhardilla

Productos que insuflamos en Aísla y Ahorra:

La lana de roca que nosotros insuflamos es una lana de roca de la casa Rockwool, lider en el mercado mundial, y de origen danés. Las fábricas que tiene esta empresa, donde se procesa la borra de lana de roca, están situadas en Francia.

Existe una borra de lana mineral mas fina, llamada Rockwool Rockin S. Esta borra, al ser fina, entra muy bien en cavidades a partir de 3 cm de espesor, donde se reparte, asistida de una máquina de insuflado con suficiente potencia para repartir bien el aislamiento. En la Comunidad de Madrid, nos encontramos muy a menudo esa tipología de cavidades en las fachadas.

Después existe una borra de lana de roca mas gruesa, llamada Rockin L. Esta borra, es mas basta, menos elaborada, y requiere al menos cavidades de 8 cm de espesor, para poder repartirse adecuadamente. Tiene la ventaja de obtener una menor densidad con respecto a la Rockin S, y por tanto una mejor relación de precio por m3 de aislamiento instalado .

También se utiliza en buhardillas no habitadas, como material para proyectar lana de roca a granel, como se aprecia en la foto.   

Las lanas de roca, en general se insuflan o se soplan obteniendo un aislamiento óptimo, pero también muy denso debido a su naturaleza de roca basáltica, que como sabemos, es muy pesada. Por ello, su precio por m3 de aislamiento instalador, en comparación con otros aislantes, está situado en un rango alto. 

Propiedades de la lana de roca: 

La primera propiedad que hay que destacar de la lana de roca es su resistencia frente al fuego. La resistencia al fuego es una propiedad de cualquier material aislante importante en caso de incendio. 

Tiene la clasificación A1 por tanto es un material incombustible. Ideal para cualquier actuación en la que se tenga que tener en cuenta la protección contra incendios por normativa. O que exponga el aislante a temperaturas superiores.

Otra propiedad a destacar es la conductividad térmica. Esta es baja, por lo que el material de lana de roca aísla muy bien en invierno y bien en verano. Ello es importante para la eficiencia energética.

Para el aislamiento insuflado es importante que tenga otra característica frente al agua: No lo absorbe. En las fachadas siempre debemos insuflar materiales en la medida de lo posible que no absorban agua. Absorbe menos de un 5%.

Destacamos también su característica de sello EUCEB

En los años 80 hubo escándalos relacionados con la posible relación cancerígena de lanas minerales. Ello se debió al tamaño de la fibra, que al inhalarse, se quedaba enganchada en los pulmones, no pudiendo eliminarse por el organismo, causando quistes, y en última instancia cáncer. 

Sin embargo ha evolucionado el desarrollo de la fibra, de manera que ahora es biodisoluble. Significa que sale del cuerpo humando en un tiempo determinado, y no causa ya ningún tipo de reacción. Ello está controlado por el organismo que emite el sello EUCEB. Con este sello por tanto nos aseguramos que el material de lana de roca es biodisoluble y que no retiene fibras en el cuerpo humano, que pudieran inhalarse. 

Lana de roca equipo insuflado

Ventajas: 

Las ventajas de la lana de roca son varias y las enumeramos a continuación

Material incombustible, clasificación A1. Es la máxima clasificación que se puede dar. Además el material es altamente resistente al fuego, lo que le da especial relevancia para aislar zonas de chimeneas.

Conductividad térmica baja, en el insuflado varía entre 0,036-0,045 W/mK, dependiendo del tipo de lana de roca aplicada y la forma de aplicación (insuflado o soplado).

Material no absorbente < 5% Cumple con el Código Técnico de Edificación. Ideal por tanto para insuflar en zonas con presencia de tuberías, falsos techos, etc…

– Material que no asienta una vez insuflado. Clasificación S1 (máxima clasificación frente al asiento). El material, al ser insuflado a presión, tiene un comportamiento elástico, y con el tiempo no es capaz de asentar. 

Ideal para inyectar en pequeñas cámaras a partir de 3 cm de espesor. Se reparte muy bien a pesar del espesor reducido, con máximas garantías. Es nuestro material favorito para cámaras entre 3 y 4 cm de espesor en fachadas de doble hoja cerámica. 

Propiedades acústicas. Además de aislamiento térmico podemos aprovechar sus ventajas como aislamiento acústico

En el insuflado conseguiremos eliminar el efecto tambor. Según nos ha informado el fabricante, esto significa que una cámara de fachada aislada con 3-5 cm de este material, puede reducir el ruido en aprox. unos 3 dBA. 

Sin embargo, como aislamiento combinado con nuestros sistemas acústicos con membranas viscoelásticas es muchísimo mas efectivo a la hora de eliminar ruidos aéreos de vecinos, ya que actúa sin puentes térmicos. 

Lóngevo y reciclable. El material, dada su condición puede alcanzar la vida del edificio sin problemas. Además el fabricante ofrece en obras su recogida para el reciclado. 

Salubridad. Con el sello EUCEB con la lana de roca tenemos todas las garantías que el material no es tóxico ni cancerígeno. 

– Material resistente a insectos y roedores. Los animales e insectos no se sienten a gusto al estar rodeados de finas agujas que les pinchan.

Material reciclable, que es reciclado por un fabricante de lana de roca y que es sostenible al estar disponible sin límite en la naturaleza. 

Inyección lana de roca

Aisla y Ahorra es una empresa de aislamientos térmicos y acústicos en Madrid, Toledo y Guadalajara

Aisla y Ahorra

C. de las Colmenas, 14, 28270 Colmenarejo, MADRID

918 42 35 55

csilvaburgos@aislayahorra.es

Horarios de atención al público

Lunes a Viernes: 9.00 h – 13.30 h 16.30 h – 20.00 h

Sábados: 9.00 h – 13.30 h

¡Encuéntranos en nuestras redes sociales!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad
Abrir Chat
Presupuesto Gratuito
Hola, 👋 qué tal, ¿Qué tipo de aislamiento tienes pensado?
Call Now Button